Como chef debo estar siempre alimentando mi creatividad para diseñar nuevos platos.  Por el menú de Elcielo han ido desfilando cientos de ellos; me gusta ofrecerles siempre algo nuevo a mis clientes.

Para inspirarme utilizo herramientas clásicas: un taller, una biblioteca de sabores, la lluvia de ideas, corchos con imágenes sugerentes y recortes coloridos, post-its con mensajes motivadores, lápices de colores…

Como en tu trabajo u ocupación también tienes que añadir valor para destacar, aquí tienes cuatro ideas que, como a mí, te inspirarán para conseguirlo.

 

 

1- Nunca nos olvidemos del humor
LA MOSCA EN LA SOPA

 

 

 

 

 

 

 

Las moscas que delicadamente pongo sobre la textura fina de esta crema de maíz es una invitación a la sorpresa… y a la risa.

 

 

2- La ilusión mueve al mundo

SONY DSC

 

 

 

 

 

 

 

Lo demuestra el algodón de azúcar que acompaña a esta reducción de ave. ¿A quién no le gusta volver a experimentar el derretimiento de la nube dulce en la boca? ¿A quién no le gusta volver a ser un niño?

 

3 – Cambia las reglas del juego

SONY DSC

 

 

 

 

 

 

 

¿Quién dice que el huevo debe cocerse de una forma según sea degustado salado o dulce? Aquí tienen un huevo frito dulce para ir en contra de la corriente.

 

 

4- Lo que de verdad te importa

SONY DSC

 

 

 

 

 

 

 

Pon parte de ti en tu presentación; se trata de tu visión. A mí me da ira que un petrolero derrame toneladas en el mar. Para la muestra un botón; el plato “Derrame de petróleo”. Y a ti, ¿qué es los que te mueve?